domingo, 8 de mayo de 2011

SENDERO SUBIDA LAS GRAJAS Y LAGARIN
8 DE MAYO DE 2011
DISTANCIA: 9 Km.                       
Tiempo: 5 horas
Hoy en compañía de nuestros amigos y compañeros del Club Al-Sendero de Chiclana, hemos realizado esta magnifica ruta que nos ha llevado hasta el encantador pueblo de El Gastor. Oculto precisamente sobre las dos cotas que hoy vamos a intentar ascender y a 520 metros sobre el nivel del mar. Una jornada inolvidable en tan grata compañía.
A las 7,15 nos dirigimos hasta este singular pueblo de nuestra provincia con aproximadamente 1.900 habitantes, perteneciente muchas de sus tierras al Parque Natural Sierra de Grazalema, sus casas blancas, sus calles estrechas y su arquitectura tradicional andaluza, forma un conjunto de gran belleza que cautiva a todos sus visitantes.
Son las 9 h. en la misma entrada del pueblo nos dirigimos hacia el Área Recreativa La Ladera y una vez aparcados vamos a comenzar una fuerte subida por una pista medio asfaltada, nos llama la atención la gran cantidad de troncos cortados y apilados al borde del camino, cruzamos una cancela y llegaremos a una chopera con una fuente lavadero y una construcción abandonada llamada Cortijo del Postigo, un camino marcado con piedras nos conduce hasta el Dolmen Megalítico del Charcón. Es el dolmen de mayor tamaño de la provincia de Cádiz, con grandes piedras verticales y cubiertas, en no muy buen estado de conservación.
Nos hacemos la fotos de rigor y nos dirigimos a un carril por una zona sin ninguna sombra que nos va a conducir a lo que se conoce como los Retamales este podemos decir que es un collado que une las dos elevaciones que vamos a ascender, pero la pendiente en este tramo nos obligará a tener que parar para aliviarnos en mas de una ocasión. Aunque no se encuentra señalizado lo veremos desde el dolmen.
Una vez llegado a este collado nos podemos acercar para ver por primera vez las aguas turquesas del embalse Zahara-El Gastor, a nuestra espalda Olvera, Montecorto y Torre Alhaquime.
A nuestra izquierda una alambrada nos indica la separación entre Cádiz y Málaga, es la que deberemos seguir, nos encontramos un primer saltadero que obviamos y por una zona de abundante matorral circulamos con precaución hasta encontrar el segundo saltadero, con un mínimo esfuerzo estaremos en la cumbre de Las Grajas (1.042 m).
No deja de llamarnos la atención no solamente las espectaculares vistas sino la forma cuadrada de esta cumbre, totalmente plana y muy extensa donde la exposición a las inclemencias de la lluvia, la nieve, el viento y las temperaturas han originado un paisaje kárstico repleto de rocas afiladas, hemos tenido la suerte de pillar un día fantástico que nos permite disfrutar como niños.
Hemos ido cresteando todo el perímetro no sin peligro pero con mucha precaución la ausencia absoluta de viento facilita el caminar por las afiladas piedra.
Es el momento de buscar alguna sombra y disfrutar del paisaje a la vez que aprovechamos para reponer con alguna fruta y aperitivos, estamos totalmente enfrente de nuestra próxima cumbre, la miramos para intentar averiguar por donde vamos a realizar nuestra aproximación, pero deducimos que no la veremos hasta que no estemos en la base del collado.
Una vez repuestos volvemos al saltadero terminando de rodear todo el perímetro y no nos cansamos de admirar todo el paisaje. Bajaremos un poco hasta situarnos de nuevo en el collado que nos ira permitiendo superar el desnivel.
Pues bien extremando las precauciones comenzamos nuestra subida, el cortado a nuestra izquierda es magnifico, pero no nos podemos permitir un resbalón, está claro que es desaconsejable para días de lluvia, viento o niebla.
Nos lo tomamos con mucha calma parando para asegurar a cada momento, no en vano en algún momento las piernas empiezan a flaquear, pero enseguida divisamos el vértice geodésico y esto nos anima a proseguir para llegar a la cumbre de nuestro segundo objetivo del día, Lagarín (1.067 m.).
Satisfacción plena, estamos muy orgullosos del haber conseguido coronar estas dos cumbres hermanas, que tanta veces habíamos divisado desde otros senderos y que no había dejado de llamarnos la atención.
Quizás no derramamos lágrimas de emoción porque hay mucha gente o porque no podemos de lo cansados que estamos. Podremos ver muchas fotos pero nadie puede imaginar que se siente estando aquí, alegría, felicidad, añoranza de los que ahora no pueden disfrutar con nosotros, pero seguros que tienen que estar contentos de vernos así. 
Es el momento de recrearse Pantano de Zahara-El Gastor, El Torreón, El Pinsapar, El Reloj, El Simancón, El San Cristóbal, Cerro Coros, Algodonales, El Gastor, Olvera, Pruna, Setenil y Sierra Nevada, “si, si”, tendiendo su manto blanco sobre sus laderas, “toma ya”.

Tras un breve descanso tenemos que emprender la bajada, pletóricos de emoción, nos dirigimos a una alambrada que antes habíamos divisado, paralelos a ella por un estrecho sendero nos dirigimos primero entre encinas de pequeño porte después a través de pinos de repoblación, la sombra se agradece muchísimo que junto con el verde y la frondosidad hacen más agradable el caminar, dejamos todos los cruces que nos van apareciendo a derecha o izquierda la bajada es nuestro objetivo hasta el Área Recreativa donde comeremos y descansamos un buen rato para emprender el tercer objetivo del día la Cueva del Hundidero en Montejaque.


CARLOS Y PETRA MIEMBROS DEL CLUB AL-SENDERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario