miércoles, 11 de noviembre de 2015

SENDERO CERRO LAS GRAJAS, LAGARIN Y CUEVA DEL HUNDIDERO

DISTANCIA: 9 Km.                       Tiempo: 5 horas
Este domingo con un tiempo casi primaveral, solo soplaba viento de levante pero un cielo despejado, azul intenso, hemos realizado esta magnífica ruta que nos ha llevado hasta el encantador pueblo de El Gastor. Oculto precisamente sobre las dos cotas que hoy vamos a intentar ascender y a 520 metros sobre el nivel del mar. A las 7,00 h. nos dirigimos hasta esta singular localidad de nuestra provincia con aproximadamente 1.900 habitantes, perteneciente muchas de sus tierras al Parque Natural Sierra de Grazalema, sus casas blancas, sus calles estrechas y su arquitectura tradicional andaluza, forman un conjunto de gran belleza que cautiva a todos sus visitantes.
PREPARÁNDONOS PARA EMPEZAR NUESTRA RUTA
ENTRE UN  PINAR DE REPOBLACIÓN
Son las 9 h. en la misma entrada del pueblo nos dirigimos hacia el Área Recreativa La Ladera para comenzar con una fuerte subida por una pista medio asfaltada, cruzamos una cancela y llegaremos a una chopera con una fuente lavadero y una construcción abandonada llamada Cortijo del Postigo, un camino marcado con piedras nos conduce hasta el Dolmen Megalítico del Charcón. Es el dolmen de mayor tamaño de la provincia de Cádiz, con grandes piedras verticales y cubiertas, importante sepulcro megalítico de tipo corredor o galeria.
CARTEL DEL DOLMEN DEL CHARCON
DOLMEN DEL CHARCON

El dolmen de él Charcón es una tumba megalítica de corredor con cámara ensanchada,
 tiene aproximadamente 6000 años de antigüedad.
 Forma parte de la denominada genéricamente Necrópolis de las Angosturas, 
situada entre los términos municipales de El Gastor (Cádiz) y Montecorto (Málaga). 
Tiene aproximadamente 8,5 m. de longitud y 1,55 m. de anchura. 
En las excavaciones se recuperaron también numerosos utillajes líticos, 
destacando la aparición de una veintena de puntas de flecha, 
y diverso material cerámico como cuencos, ollas y platos pertenecientes al ajuar funerario.
A partir de aquí fuimos ascendiendo entre rocas calizas, hasta llegar a un collado que se conoce como los Retamales que une las dos elevaciones que vamos a ascender, pero la pendiente en este tramo nos obligará a tener que parar para aliviarnos en más de una ocasión. Una vez llegado a este collado nos podemos acercar para ver por primera vez las aguas turquesas del embalse Zahara-El Gastor, a nuestra espalda Olvera, Montecorto y Torre Alhaquime. Continuamos pegados a la alambrada, que sirve de separación de los limites provinciales de Cádiz y Málaga, hasta pasar un primer saltadero que ignoramos, buscamos el segundo saltadero y nos acercamos a ver la sima de las Grajas con unos 165 metros de profundidad, pronto estamos en la meseta que conforma el Cerro de las Grajas 1.045 m.s.n.m., como sembrada de rocas y piedras, nos ofrece unas vistas increíbles. Nos llama la atención no solamente las espectaculares vistas sino la forma cuadrada de esta cumbre, totalmente plana y muy extensa donde la exposición a las inclemencias de la lluvia, la nieve, el viento y las temperaturas han originado un paisaje kárstico repleto de rocas afiladas. Una vez realizadas las fotos oportunas, volvemos al saltadero terminando de rodear todo el perímetro y no nos cansamos de admirar todo el paisaje. Bajaremos un poco hasta situarnos de nuevo en el collado. Pues bien extremando las precauciones comenzamos nuestra subida, el cortado a nuestra izquierda es magnifico, pero no nos podemos permitir un resbalón, está claro que es desaconsejable para días de lluvia, viento o niebla.
SUBIENDO LA LADERA HACIA
EL SIGUIENTE OBJETIVO
CORTIJO ABANDONADO
CERRO LAJARIN DESDE COLLADO RETAMALES
ALGUNAS PENDIENTES
SALTANDO LA VALLA
SIMA DE LAS GRAJAS
LA CAIDA ES INCREIBLE
ASI QUE NO LLEGAMOS AL FILO
VAMOS RODEANDO TODA LA CUMBRE
AQUI LAS ROCAS NOS SIRVEN DE "QUITAMIEDOS"
FOTO DE GRUPO EN LA CUMBRE DE LAS GRAJAS
CONTINUAMOS EL RODEO
LA ACCIÓN DEL VIENTO
Nos lo tomamos con mucha calma parando para asegurar a cada momento, pero enseguida divisamos el vértice geodésico y esto nos anima a proseguir para llegar a la cumbre de nuestro segundo objetivo del día, Lagarín 1.067 m.s.n.m. Satisfacción plena, estamos muy orgullosos del haber conseguido coronar estas dos cumbres hermanas, que tanta veces divisamos desde otros senderos.
DESDE EL COLLADO LLEGAREMOS
AL VERTICE DEL ALGARIN
EN EL VÉRTICE_GEODÉSICO  V.G. 103650
Lagarin 1.667 m.s.n.m.


ALGUNA PIEDRA SUELTA NOS PUEDE
COMPLICAR LA BAJADA
LA PENDIENTE ES CONSIDERABLE
LAS GRAJAS 
Emprendemos la bajada, pletóricos de emoción, nos dirigimos a una alambrada que antes habíamos divisado, paralelos a ella por un estrecho sendero nos dirigimos primero entre encinas de pequeño porte después a través de pinos de repoblación, la sombra se agradece muchísimo que junto con el verde y la frondosidad hacen más agradable el caminar, dejamos todos los cruces que nos van apareciendo a derecha o izquierda la bajada es nuestro objetivo hasta el Área Recreativa donde comeremos y descansamos un buen rato para emprender el tercer objetivo del día la Cueva del Hundidero en Montejaque.
PEDRERA BAJANDO
PINAR AL QUE NOS DIRIGIMOS
TAMBIÉN HAY ALGUNAS ENCINAS
EL BLANCO PUEBLO DE EL GASTOR
EL GRUPO EN EL MIRADOR DE LA BAJADA
COMIENDO EL A.R.
Aproximadamente a tres kilómetros de Montejaque, en la carretera MA-8403 en dirección al cruce con la A-376, una señal indica el inicio de este sendero. Esta ruta es relativamente corta pero se nos puede atragantar si no lo hacemos con calma, baja a la Sima del Hundidero,  con 380 escalones, pasando por lo que en tiempos fue la presa de Los Caballeros. Impresionantes riscos calizos no dejan de asombrarnos a nuestro paso y nos vigilarán hasta la entrada de la cueva. El embalse, hoy en desuso es otro punto de gran interés de este itinerario. Comenzamos el camino por un  carril entre retamas. Al llegar a una pronunciada curva a la derecha, divisamos el impresionante cerro de Tavizna, el Cancho de Mures, unas construcciones en ruinas, la Presa de los Caballeros y un pequeño cerro coronado por pinos piñoneros. Este cerro lo podemos rodear por ambos lados, uno como mirador natural hacia la presa y el otro para bajar.
LLEGAMOS A LA EXPLANADA DEL HUNDIDERO
EL CAMINO ES AMPLIO SIEMPRE BAJANDO
Al final de la pista se encuentran unos paneles que nos explican en funcionamiento del Sistema Hundidero-Gato y nos muestran la fauna avícola de la zona. Para una vez ilustrados proseguir la marcha por un sendero hasta llegar a la Garganta de los Caballeros.
Unos escalones construidos y una cuerda a modo de pasamanos nos facilita la bajada y luego en la vuelta, la subida. Ante nosotros la impresionante cueva del Hundidero con sus mas de 60 metros de altura y 12 de ancho. Delante de ella se encuentra un pozo donde se puede ver el nivel y la circulación del agua. Un cartel de la consejería de Medio Ambiente nos advierte de la prohibición de continuar sin permiso.
La vegetación existente nos recuerda en muchos aspectos a la que pudimos ver en su día en la garganta verde, musgos, enredaderas, higueras silvestres de un porte increíble. Magnifico colofón para el día de hoy, quizás no podamos transmitir las increíbles sensaciones sentidas en estos momentos así que de verdad animaros a sudar “la gota gorda” en esta subidita que nos queda, el esfuerzo merece la pena.
CERRO TAVIZNA EN EL CENTRO PODEMOS VER LA PRESA
AQUI UN POCO MAS CERCA

380 ESCALONES PARA BAJAR Y SUBIR
AUNQUE ALGUNOS HEMOS BAJADO CUANDO
NO HABIA NADA DE NADA
BROCAL DEL POZO A LA ENTRADA DEL HUNDIDERO
“La idea de construir una presa en la zona de Hundidero surge en los primeros años del siglo XX, unos geólogos, como Gavala, están a favor y otros como el portugués Fleury, en contra. La empresa Sevillana de Electricidad decide emprender la dificultosa tarea, para ello contrata una empresa sueca, Sociedad Anónima Sueca de Sondeos en Diamante, con grandes dificultades comienzan los proyectos en 1922, se construyen carreteras, se preparan los terrenos, se contratan técnicos y obreros desde enero de 1.923, el día 12 de octubre de ese año comienza el levantamiento del muro de hormigón de la presa. Los trabajos se hacían durante 24 horas al día, 7 días a la semana en tres turnos de trabajo, de seis de la mañana a dos de la tarde, de 2 a 10 de la noche y de esa hora a seis de la mañana, las grandes dificultades del terreno y diferentes problemas laborales retrasan y encarecen la construcción. El 26 de marzo de 1.924 se termina el muro de la presa.

El gran problema del embalse es que la roca caliza sobre la que está construido presenta gran cantidad de grietas que ocasionan la perdida del agua almacenada, bien pronto se manifestó la inutilidad del embalse, se trató de tapar las fisuras con cemento y asfalto, hasta se intentó impermeabilizar el fondo del embalse con arcilla, nada se consiguió sino gastar más dinero en una obra que ya era faraónica en sus planteamientos. La solución de taponar las surgencias de agua en el interior de la Cueva de Hundidero Gato tan solo permitió abrir una comunicación entre ambas bocas de la cueva que se completo en septiembre de 1.929. Los intentos de impermeabilización continúan de forma intermitente durante los años siguientes, la llegada de la Guerra Civil marca el fin de la ilusión de retener el agua en el Embalse”.
EL CARTEL NOS INDICA LA PROHIBICIÓN DE SEGUIR
Bueno esto ha sido todo por hoy, un día muy completo y bien aprovechado, ojalá que os guste.
SENDERISMO CARLOS Y PETRA MIEMBROS DE AL-SENDERO

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Amy, es una autentica gozada. Saludos

      Eliminar
  2. Buenas 2 excursiones.
    El Lagarín nunca lo he subido. He escalado la pared, hasta una oquedad que hay a la mitad, donde empezó a llover y nos retiramos rapelando. Hace años.
    Hundidero es espectacular, una vez entré, y salí por la Cueva del Gato. Hace frío ahí dentro, y tardamos 6 horas en salir. De eso hace más años.
    Un saludo a los dos, y a ver si me animo a volver, me ha gustado el reportaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Fran, tanto Grajas como Lajarin ofrecen una increíbles panorámicas, bien merece la pena. Un saludo muy cordial

      Eliminar